14.9.17

Pollitos en fuga, film en modo TrasLOst




Estoy durmiendo una plácida y recuperadora siesta en TrasLost después de una noche bastante entrecortada. Diría que estoy en lo más profundo cuando mi Querido entra al cuarto desencajado soltando con un nerviosismo audible y visible que las gallinas se habían escapado para no volver nunca jamás, agregando además  que se las habían comido los perros del vecino.
Y se fue.


Siesta arruinada, sin dudas. Las formas de ver la siesta perturbada son varias: Ti entra diez veces para chequear si me desperté haciendo todo tipo de ruidos, el gato me camina por la cabeza, algún inoportuno cae palmeando o hablando a grito pelado. Pasé por todas menos por un despertar con un titulo asi: "las gallinas se fugaron y no volverán porque serán bocado de los animales vecinos"


Me levanto sabiendo que hay que remontar los sucesos: muertes de las emplumadas con su consecuente duelo, los perros hambrientos….justo ahora que empezaban a poner huevos con cierto ritmo!


Haciendo un poco de recuento sobre su estadía en nuestra tierra, hasta hoy el sexteto había estado confinado al gallinero spa con tobogán y venían trabajando a media maquina pero con onda. EL problema? Había que hacer una protección en la huerta porque sino a la primera salida al mundo se la comían toda.


Ese mismísimo día la protección anti gallinas pacman estaba terminada, por lo cual el tiempo de cautiverio había llegado a su fin para las pobres , incluido el Sr gallo.


Mi Querido procede a la liberación, Ti va corriendo entusiasmadísima en dirección hacia las aves del corral quienes se pegan un julepe importante frente a sus gritillos y trenzas volantes saliendo disparadas hacia el terreno de al lado (donde supuestamente hay perros enormes y hambrientos) transformando su paradero en desconocido.


Después de eso… la tragedia. MI querido alucinaba gallinas gritando y perros aullando, sangre a borbotones y plumas desperdigadas. Creo que se había encariñado rápidamente con el equipo.

Cuando vi la escena, la cara de preocupación de Ti, y la desolación de mi Querido propuse un rastrillaje por el barrio, aún sabiendo que hablamos de terrenos extensísimos y con alambrados precarios, por lo cual si sobrevivían a las jaurías y pumas, a los burros y las serpientes,  ya estarían marchando hacia los cerros para recobrar su ansiada libertad.

No obstante y como no había tanto que perder me fui con Ti a sobrevolar la zona. Casi rendido y un poco deprimido MI Querido nos siguió.


Pasamos por algunas casas, preguntamos y nadie las había visto. Definitivamente y por las extensiones que hay acá era como buscar una aguja en un pajar. Pero de pronto, y muy a lo lejos, en el fondo de uno de los vecinos, vi marchar en perfecta fila india a Sr gallo con una cola de gallinas atrás.


-          Allá las veo! grite señalando hacia el fondo

Y salimos corriendo todos, incluido el vecino en cuestión y un pequeño perrito tipo salchicha que ladraba agitado (que hasta ahora era el único que veíamos). Y efectivamente sin siquiera mosquearse con nuestra presencia el sexteto mayor marchaba sin prisa en dirección a casa.

Solo bastó una empujadita simbólica para que encuentren el camino correcto.


Y asi como la vida sigue… al mismísimo rato todo había vuelto a la “normalidad” ¡??¡?


 Las aves recorrían el terreno todas juntitas, evidentemente son más vivas de lo que creía, y volvieron a su depto  como si nada. ¿Como iban a ser tan tontas de perderse almuerzo y cena todos los días, agua, sombrita… y tobogán en TrasLOst?!

5.9.17

TrasLost; se amplia la familia

Esto de pensar que tendremos una pequeña TrasLOsteña, luego de una Losteña (nacida en la isla de Lost, Sardegna, Italia), es señal de cuantos pasos en distintas direcciones a las que jamás imaginamos siquiera una da en la vida.

Ayer di uno de esos pasos que cambian el rumbo de tu vida, o mejor dicho determinan algo que ahora mismo no se bien como nombrar. Vendría a ser como un salto cuantico.

El pacto con Mi Querido era traer la modica suma de 3 gallinas a casa. Desde que nos acostumbramos a los huevos caseros es difícil volverlos a comprar en el supermercado. Además consumimos mucho y nos encantan. La idea de tener gallinas ponedoras, vivencia que parece de los abuelitos que nacieron en el campo, empezó a darnos vueltas.
Mi Querido tiene experiencia en el tema ya que en la isla de Lost hay un principio basico: tener gallinas y huerta.
Para mi que viví en un dos ambientes en Capital Federal es casi como abrirle la puerta a un par de extraterrestres ruidosas desconocidas.

No obstante la idea de los huevos, de Ti yendo a buscarlos, me parecía… interesante? Simpatica? Sana?... bueno, un poco de todo eso.
El plan mayor se ejecutó ayer, cuando una conocida de la zona prometió las gallinas. Fue entonces que marcharon en dirección al objetivo acompañados de Mati y Jony, amigos TrasLosteños.
No era que me negaba a participar de la aventura, en absoluto jamás!, sino que no me imaginaba tan embarazada lidiando en el vehículo con las emplumadas revoloteándome. Gran error el mio, porque en ese caso hubiera podido interferir con el resultado final.

El cuarteto volvió contentísimo a casa festejando el encuentro, la adquisición, el resultado final. Las habían preparado muy cuidadosamente en enormes bolsas blancas de trigo para que no se escapen durante el viaje. 
Lo llamativo es que había una de más.

Fuimos al gallinero construido por mi Querido, que le puso más empeño que a un edificio de categoría. El entró con TI que bailaba en una pata entusiasmadísima, y procedió a la liberación, a puerta cerrada para que no se escapen, mientras el resto mirábamos desde afuera.

Lo que sucedió a continuación fue una mezcla de asombro, alegrías, y preguntas existenciales del tipo:
  • Porque se me ocurrió esta idea?
  • Quien me mandó a meterme en este asunto?
  • No era más fácil comprarle el maple a Sole que vende sus huevos de gallinas felices?
  • Si voy a tener un bebé chiquito como me voy a ocupar además de esto!
  • Me voy a transformar en una granjera. No estoy tan segura que sea mi deseo
  • No se si puedo convivir con gallinas… (son tres nada más, tranquila)
  • Me siento un poco invadida
  • Tengo miedo que hagan demasiado ruido.
Todo esto se me pasaba por la cabeza mientras ellos abrían felices los sacos y retiraban a las emplumadas que estaban tiesas como monumento.
En un momento veo que hay dos gallinas de más y un saco sin abrir. Volví a relojear y si, evidentemente eran 5, bastante grandes por cierto. Pero extrañamente quedaba un paquete cerrado.
-Porque trajiste tantas gallinas? Habíamos quedado en 3 nomás?!
- Es que nos quisieron dar todas! y porque no? Dije que si!
- Pero no son demasiadas??? Y que vamos a hacer con tantos huevos?
Y me dio una explicación vinculada a la necesidad de que se muevan en la "comunidad conocida", y que bien tanta abundancia de huevos, etc ,etc. 
No me cerró demasiado.
En el momento empecé a visualizar cada comida con huevo y una montaña al costado esperando. Pero un pensamiento interrumpió la imagen.
-Pero todavía hay una bolsa más ahí! Cuantas compraste???
Y en ese momento, de aquel último saco, emergió un tremendo y altivo gallo, enorme y soberbio.
-Un gallo??? Para que??!!
-Porque me dijeron que las gallinas lo necesitaban para organizarse y sentirse protegidas, entonces lo incluyeron.

Miré el señor gallo que regenteaba a las ponedoras. Ti estaba eufórica. Mi Querido entusiasmadísimo.

No supe que agregar porque el escenario estaba desplegado. Enseguida se acomodaron rapidarmente en el piso, se amucharon, comieron, se tiraron por el tobogán, en fin, se sintieron en su casa con una velocidad asombrosa.

Algo internamente sintió que cedió a las estructuras de la vida anterior y se abrió, con cierta dificultad, a una nueva existencia compartida. Ya no formaríamos una simple familia, ahora tendríamos cinco gallinas y un Sr Gallo como parte del clan. Esta ecuación me produjo casi una perdida de identidad porque no sería más la chica de ciudad adaptada a la isla, ni tampoco la que intentaba encajar de alguna forma en el paisaje serrano. Ahora me tocaba convivir entre las plumas y los canticos matutinos
.
Aún no se como me moveré entre esta poblada novedad. Por lo pronto me voy a centrar en las bondades de los huevos caseros, y esta cosa extraña de buscarlos de las ponedoras en vivo y en directo.

Vamos a ver que pasa cuando vayamos a descubrir que pusieron el primer huevo en la nueva locación.

Al final el huevo de oro quedaba más cerca de lo que jamás hubiera imaginado.

Pd: frente a nuestro asombro y su generosa disposición, cuando fuimos a ver que tal estaban aparecieron dos impecables  y relucientes huevillos  recién puestos. Debo confesar que sentí cierta emoción por el suceso, una mezcla extraña de sentimientos contradictorios. 
Vamos a ver que tal nos va! por lo pronto en casa no van a faltar los omelettes...



17.8.17

TrasLOst: amasando

Amasar necesita tiempo y predisposición. Una vez que estás en TrasLOst ambas cosas son posibles.


A TI le encanta amasar! Además lo hace en el jardín como práctica. Allá amasa con sus amigos y después comparten entre todos lo que hicieron en conjunto. Me parece una experiencia rica desde muchos puntos de vistas, la experiencia del hacer entre todos, el contacto con el alimento, la conciencia de aprender a nutrirse diferente (es decir que el pan no sale solo del paquete del supermercado), el proceso.

Salir de la ciudad, del delivery, del super obligado… entrar en contacto con los alimentos antes de ser procesados y envasados. Armar la huerta o comprar directamente de ella, tener gallinas (este va a ser un post aparte) y usar los huevos, buscar lo menos agredido por pesticidas, ir a cosechar a árboles amigos, tener árboles en casa y hacer mil preparados porque no sabés donde meter toneladas de aceitunas, baldes de moras, y una serie de experiencias que solo el contacto directo con la naturaleza te ofrece.
Ti amasa el pan y juega una forma diferente de vincularse con el mundo que la rodea.
 

13.8.17

Los SaBios de TrasLOst (análisis y recorte de la población)



En el post anterior hice una pequeña y escueta enumeración de la diversidad de personajes que viven en TrasLOs (una dimensión paralela)


Escribí algo asi como:

En TrasLOst hay reglas diferentes a las que veníamos acostumbrados, códigos, y estilos. Efectivamente en la variedad está la riqueza, por eso resulta enormemente divertido poder interactuar con todas las dimensiones paralelas que conviven y forman en su totalidad parte de la Comunidad. Hay profesionales, sanadores, buscadores, hippies extremos, medios hippies, alternativos, caídos de la palmera, viajantes, ultra ecologistas y seres corrientes en proceso de transformación ecologista.


Entre muchos de los que me olvidé de nombrar existe un grupo de sujet@s dignos de admiración, no detectables a primea vista pero si identificables por ciertas formas, modalidades y andar.

Este especifico recorte admite seres que se encuentran en una escala de superioridad al humano común y vulgar. No son detectables a primera vista como el hippie que anda en patas, el medio buda que lleva túnicas de la india, o la porteña que en medio del polvo nunca abandonó sus chatitas de cuero. Este tipo de personaje puede estar inserto en cualquiera del resto, lo que si nunca pasa desapercibido.


Ellos son importantes y dejan un halo de extrañeza a su alrededor.


Me estoy refiriendo a “los sabios”, aquellos seres que están un paso adelante del resto de los mortales.


Frente a un sabio no hay mucho que resolver porque ya lo tiene todo resuelto. Suelen saber antes que uno los acertijos más intrínsecos que presenta la existencia. Saben sobre la tierra y el cielo, pero fundamentalmente se creen a una distancia menor del último que uno mismo. Llevan toda su vida ascendiendo en el escalonado humano y se perciben superiores.


Estos sujetos se auto definen en comparación de nosotros los vulgares (que no cumplimos con una rígida escala de superaciones y renuncias). Los sabios saben más que todos y parecen haber adquirido su título en contraposición al resto de los que vamos haciendo malabares con las bolas que la existencia nos arroja.


A veces practican la escucha, una estricta dieta en particular, una conducta intachable, un estudio sobre aspectos metafísicos de la vida. A los sabios les molesta la comodidad del mundo, el confort de la sociedad moderna, los días festivos (porque son comerciales), las vacaciones en resort. De hecho parece ser que la sabiduría se opone a este tipo de propuestas (por eso se que ese titulo me queda lejísimo ya que me encantan y disfruto ciertas cuestiones mundanas).

Pueden hablar de Dios, de religión,de la Pachamama o de ciencia. Lo importante es posicionarse por encima de los otros con algún dominio.


En TrasLOst se los encuentra bastante seguido porque es un lugar que presta a la instrospección. Ellos creen haberse escapado de las bajezas de un sistema tomando la elección más cercana al cielo.


Yo creo que aún desean solapadamente ciertas cosas que de la boca para afuera rechazan… esa es mi sospecha

Y pienso que hay que ser muy honesto con el alma para admitir todo lo que si deseamos aún estando lejos de la ciudad y su frenesí.


Y me pregunto: ser sabio es no desear? Querer poquito? Renunciar?

No lo se. Por lo pronto reconozco que soy una terrícola y nada mas. Me enamora TrasLOst como construcción de un deseo de nuevas formas de vida de las que existen hasta ahora que aparentan ser menos sanas y amorosas.

Frente a uno de esos sabios no sabría bien que decir ni como actuar porque en la lógica del encuentro siempre estoy en desventaja por no tomar el mismo rumbo de sus decisiones.



Igualmente mi deseo es que acá o allá, en el lugarcito que cada uno encuentre y habite, podamos construir  santidad en medio de la imperfecta humanidad que nos circunda alrededor de la piel sin olvidarnos que absolutamente todos los que estamos de este lado del mundo llegamos por algo y  viajamos en el mismo barco tocados por las olas, el viento, las mareas y el sol del amanecer.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...