14.10.15

Puerpera hasta las tetas ESCRIBE


 Hace rato vengo escribiendo desde este puerperiohastalastetas en la revista de las Casildas dedicada a la lucha por el derecho de las mujeres a ser respetadas en todos sus aspectos pero poniendo el foco en el período de gestación y crianza.
No me podía quedar con las ganas de aportar las aventuras interanas y externas de este puerperio.
Este es el link del último ejemplar. A medida que los consiga voy a ir agregando el resto

https://issuu.com/enredo/docs/enredo14/57?e=0

8.7.14

Puerperahastalastetas: Las mamis y nonas de la plaza en la isla de lost (s.o.s)



Llegó el día, las tenía que enfrentar alguna vez… es verano y necesito socializar, Ti también, por eso deseo poder acceder al parque del pueblo y eso implica a la logia de las mamis y nonas de la plaza.

Desde hace tiempo las veo por la ventana cuando paso con el auto, aunque debo confesar que la ultima vez llegue hasta la entrada y el grupete me intimido, no entre y seguí caminando por las afueras.

El  parque es enorme, verde y prolijo. Los niños están repartidos en los juegos varios, todos muy lindos y cuidados. Los padres de los más pequeños van persiguiéndolos mientras se trepan sin medir distancias ni riesgos, los mas grandes solos y otros se mueven en pequeños grupetes. Muy cerca esta uno de los pocos bares del lugar. Parece una cabaña redonda y tiene mesas afuera: es el punto de encuentro. 
Mas adelante el parque tiene una zona de arboles con mesas para hacer picnic. En total tendrá la extensión de una manzana o dos, soy bastante mala haciendo cálculos y mas aun en pleno puerperio con leche en la zona donde mi cerebro des-procesa las matematicas y no retiene números de teléfono y claves varias. 

Pero quiero volver propiamente a la zona de juegos donde están ellas formando un círculo cerrado con sillas agregadas a uno de los bancos típicos de plaza. 
Dicho grupete, único en su característica cerrada-circular, esta compuesto por mamis y nonas. 
Se miran y hablan sin cesar relojeando hijos o nietos que andan corriendo por allí (y las personas que llegan y todo movimiento por fuera de lo común)
Estas mujeres se conocen desde que nacieron y se enorgullecen de ser parte del paisaje estable del lugar. Cualquier cosa que modifique dicha escenografía fija  y sea ajena a su origen es denominada “extranjera o fuera del lugar”

Con esta etiqueta implantada en la frente avanzo con Ti en el portabebés, también llevo colgada su bolsita de juguetes, el gorrito para el sol que se vuela, la mantita para el piso, las llaves y el celular. No obstante siempre tengo la sensación que me estoy olvidando algo.
 
Por momentos me siento entrando a primer grado en un grupo que se conoce desde salita de dos, pero también voy con unas ganas internas de morirme de risa de todo. Avanzo con la dignidad de una puerperahastalastetas (que a nivel hormonal esta en su pico máximo de oxitocina) y me acomodo en el banco al lado del grupete cerrado. En el otro extremo del banco hay  una mujer dándome la espalda y mirando la calesita. Apenas siente el aire de nuestra presencia se da vuelta instantáneamente y nos mira.

Silencio de segundos.

Mami solitaria en banco: “hay pero que bella bambina! Tiqui tiqui tiqui! Patatina bella!! 
Pero… ustedes son propiamente de acá?? Porque nunca las vi!! Patatina, patatina!”

Puerperahastalastetas: y un poco somos… pero momentáneamente. Vivimos aca pero no suelo venir al parque por estas horas, es la primera vez (que me animo)

Mami solitaria en banco: me parecía! Yo tampoco soy propiamente de acá. Soy del continente pero vivo hace seis años, y resulta que las señoras de aquel grupo (dirige la cabeza a mamis y nonas del círculo) el otro día casi me insultan hablando de cómo mi marido no tiene la casa del todo terminada, no sé que les importa, entonces me fui.

Puerperahastalastetas pensando: (esta mami está buscando una aliada y ha sufrido los embates del grupete. Además no es tan tan de acá. Lo que dudo es si esta excedida de peso o embarazada, por las dudas no pregunto).

Puerperahastalastetas dice: Pero que ganas de hablar del prójimo, con tantas cosas por compartir, pucha che! Yo soy Argentina

Mami solitaria en banco con cara de asombro un poco como … y donde quedara eso??

Puerperahastalastetas ofreciendo referencias y haciendo de GPS: Argentina como el Papa, Francisco, lo ubicas? De Buenos Aires, somos millones, ahí nadie se fija demasiado en el otro. Argentina en Sudamérica, vecina a Chile, Brasil, Uruguay…

Mami solitaria en banco: (cara de mayor asombro no dice nada al estilo “si conozco, lo ubico, se donde”). Agrega cortamente, “ Y bueno, acá es así, todos opinan de todos”

Por un momento me pregunto entonces que opinaran de nosotras, pero la miro a TI (única en el pasto con mantita) y me sonríe haciendo que me olvida de toda necesidad de saber cosas que no valen la pena.

Se acerca una niña de unos cuatro años de una belleza deslumbrante, un abundante pelo que termina en ondas como una sirena, unos ojos preciosos…

Mami solitaria en banco: ella es Serena, mi hijita, y en la pancita llevamos al hermanito/a  sorpresa…no sabemos aun que es.

Puerperahastalastetas (cara de sospecha confirmada) : que hermosa tu hija!  Auguri por el hermanito/a sorpresa!!

Ti mientras tanto escucha atenta y esta encantadísima con Serena que le juega y hace caras.

La Mami solitaria en banco me cuenta que dio teta hasta los tres años (ganándose ya entonces mi simpatía) y que espera repetirlo con el hermanito/a sorpresa. Que Serena nació por cesárea porque a último momento se dio vuelta. El dato llamativo es el siguiente: ella quiere volver a parir en un hospital donde "hacen algo que le gusto mucho" y lo considera fundamental.

Qué será eso que le gusto tanto? Me pregunto ansiosa…

Mami solitaria en banco: “cuando tuve a Serena en el Hospital de Oristano (la ciudad ) hacían así: cuando venían las visitas se llevaban al bebe a la nurseri para que nadie lo toque. Uno nunca sabe cuan sucia viene la gente, que polvo, germen o polen trae (en este punto me pregunte si tenía familiares abejas, pero soy muy ignorante del tema, así que mejor no dije nada). Entonces cuando la gente se va, te traen a la criatura de nuevo.

Estoy puerperahastalastetas por lo cual no pude evitar fruncir el seño y fijar la mirada. A pesar de esto evite polemiza con la Mami solitaria en banco porque es mi único contacto del parque y recién estamos haciendo migas… pero me puse a pensar en Serena bebe recien llegada… Serena en la panza de Mami solitaria en banco, calentita, acompañada, abrazada… y de pronto nace y la relegan a un cuarto con otros bebitos para que los miren a través de un vidrio lejos de su mama, perdiendo completamente la referencia de ese ser que es su ancla allí donde este. 
Porque si el nacimiento es suyo y ella la mayor homenajeada? Porque negarle lo único que necesita: el cuerpo de su madre para ayudarla a hacer la transición al mundo? Porque ponerla en una vidriera como si fuese un producto al que hay que ver?

No estoy de acuerdo con las visitas masivas y mucho menos aun con la separación del bebe de su mama, de solo escucharlo me sube la leche al corazón y siento pura tristeza.

Miro el reloj y es tarde, de repente siento que me tengo que ir.

Le comento a Ti que ya nos vamos del parque, suficiente por ser el primer día. Me despido de la Mami solitaria en banco, de  Serena y del/la hermanito/a sorpresa. Voy juntando todo con una mano, colgándomelo y haciendo un bollo para que no se caiga.

Y mientras nos vamos alejando todas nos relojean disimuladamente (y no tanto).

26.2.14

PUERPERAHASTALASTETAS: No le tengo miedo a tus tijeras, ni a tus comentarios filosos



Por fin logro concretar un deseo de hace un tiempo: ir a cortarme los rulos.

No paso por la peluquería un mes antes que nazca TI y es momento de emparejar la peluca principalmente porque me cae sobre la frente una cortina de rulos que no me deja ver.

Coordino para que mi querido nos lleve y se quede con TI mientras efectúo dicho trámite. Para esto llamo a la peluquería un día antes pidiendo un turno y anunciando que no puedo esperar mucho porque tengo una niña pequeña. La chica que me atiende entiende y me da un horario.

Acá las peluquerías tienen una particularidad, cuando te cortan el pelo te “obligan” a salir peinada con un peinado super producido al estilo Tina Turner. Esto último no me interesa en absoluto por algunas razones. El pelo con rulos no necesita tanto peinado. Que me lo deje lacio tampoco me importa porque el corte es para rulos. No voy a ningún evento y volver a casa y que me vea la noneta toda producida no le encuentro la gracia. Temo que TI no me reconozca. Y no tengo la menor intención de gastar lo que sale un corte con peinado acá con al valor del euro hoy (casi llegaría a $1000) cosa que me parece delirante.

Cada vez que voy a la peluquería tengo que pelear diciendo que yo solo quiero un corte y que me dejen tranquila. Por otro lado no soporto estar horas en esos lugares y que me pongan secadores. Pero en esta ocasión tengo un motivo mayor aún, TI que me espera con el papá y si tiene hambre tengo que estar ahí.

Llego en horario con actitud de apurada. Le explico a la peluquera mis motivos y me dice: ¿y porque no le diste antes de mamar? No le contesto porque mi italiano aún es lento y el puerperio lo atrasa más aún. Me invita a sentarme y le explico a las señoras también los motivos de mi apuro (ellas no tienen turno y yo si). Alarmadísimas creen que dejé a TI sola en el auto esperando. Antes que cacareen despavoridas les aclaro que no está sola.

La peluquera termina de peinar glamorosamente a una clienta que sale con un casquillo prolijo y brillante a relucirse por las calles. Cuando me acerco le contesto al comentario anterior:  “no le di de mamar antes porque estaba durmiendo, asi que cuando se despierte seguramente va a querer tomar” y de paso con esto
doy a entender de nuevo que llevo cierto apuro ya que llevo más de media hora de atraso.

La señorita lavacabezas me sienta en el sillón y pega un lavado rápido pero profundo. No me relajo del todo como las otras veces, como si tuviera hormigas.
Me siento y empieza el corte. Intercambiamos algunas palabras sobre el nacimiento de TI, sobre que estoy perdiendo cabellos por todos lados y temo quedarme pelada en cualquier momento. Ella es la dueña y tiene cierta autoridad por sobre las clientas y sus cabezas, o por lo menos así lo aparenta.

Termina el corte y sin darle pausa al movimiento de sus manos agarra el secador y empieza a secarme el pelo. No me da opciones. Miro la hora y el retraso me hace pensar que TI ya se está por despertar. Y me molesta que me obliguen a hacer algo que no quiero y me impongan lo que no necesito. Por este motivo le digo: “¿sabés que? Me tengo que ir porque mi beba se va a despertar y va a llorar”. A lo que me contesta: “no importa que llore, mejor así desarrolla los pulmones”

Y como estoy PUERPERAHASTALASTETAS me pongo verde como el increíble HUlk, me voy hinchando en la silla hasta romperla, crezco hasta tocar el techo, rujo como una leona, saco fuego por mis ojos y le digo con un tono antipatiquísimo: “¿y de donde sacaste esa idea?”
“Lo dicen los médicos” me dice mientras se va achicando como una hormiga.
Entonces la miro fijamente y remato: “no voy a hacer llorar a  mi hija por lo que dicen los médicos. Eso lo decido yo”
Y de pronto se suaviza, apaga el secador, me deja el pelo como una leona que metió los dedos en el enchufe pero libre en mi propia selva.

Me levanto, me saco la capa que me puso y se resbalan los rulos cortados. Voy hacia la caja dejando humo en el camino.

Lo que me faltaba, que la peluquera también me diga lo que tengo que hacer con mi hija, que empareje mis elecciones con tijeras filosas y quiera usar el secador para las lagrimas de mi hija sin mi presencia porque a ella se le ocurre.

Por suerte volví al auto y TI seguía durmiendo plácidamente, y fui yo quien la esperé a ella y no ella a mi.

22.2.14

PUERPERAHASTALASTETAS : ExtraTIrrestre



No se si es la edad de TI, sus dos meses cumplidos, o mis ojos siempre viendo (o distorsionando) la realidad pero siento que convivo con una pequeña extraterrestre.

Está regordeta de leche (viva la teta!), mi gran amiga Luli la apodó “buñuelo de leche”, y hace cosas que nosotros los adultos no. Por ejemplo se ríe sin motivos aparentes y en varias ocasiones del día, llora con una determinación impactante cuando quiere algo y no para hasta que lo consigue (hago intentos sobrehumanos porque ese llanto sea lo más breve posible), duerme cuando quiere y en general prefiere estar pegada a su papá o a mi. No le gusta ponerse la ropa y si practicar el nudismo permanente. Con quien no quiere estar simplemente no se queda y no tiene paciencia para andar en auto.

Cuando la veo de cerca observo sus miradas, gestos, la espontaneidad de sus movimientos, la capacidad de estar en su mundo habitando el presente. 

También hace ruiditos de todo tipo de manera permanente, es como tener una radio con una extraña interferencia prendida casi todo el tiempo. Ella va interfiriendo en nuestras vidas como si hubiera caído de una nave espacial, y sin embargo su presencia nos vuelve marcianos a nosotros frente a tanta maravilla que no logramos todavía descifrar del todo pero acompañamos como podemos ofreciendo el corazón a cada instante.

A la mañana, muy temprano para mi gusto, se despierta haciendo sonidos que empiezan a subir en escala hasta que grita como si de esa pequeñez emergiera kin Kong y hasta que no la saco de la cama no para. Insisto, ella sabe lo que quiere y lo demuestra: nuestro desafío es poder entenderla y acompañarla.

En casa tenemos una extraTIrestre que revoluciona nuestra existencia día a día removiendo todos los hábitos, provocando otro tipo de reacciones en cada uno de nosotros. Con ella volví a cantar canciones olvidadas, a bailar desde muy temprano, a jugar.

En este planeta el universo hoy se ve desde otra perspectiva y cuando estoy PUERPERAHASTALASTETAS la sensación de haberme caído de la vida que llevaba antes es real y no tengo la menor intención de hacer ningún esfuerzo por recuperarla… a lo sumo iré transitando la tierra de nuevo con un ojo, dos antenitas y la piel verdísima de tanta isla.

21.1.14

PUERPERAHASTALASTETAS: re inauguración de temporada

Debo anunciar esto al mundo de l@s lector@s interesados y que comprenden el tema y el grado de satisfacción que dicho suceso puede crearle a una madre lactante: hoy re inauguré la apertura de temporada de la teta 2… la rotita.

Pensé que mi cría se iba a prender naturalemente del pecho en el primer contacto facilitando el arrastre;; acercándola y ofreciéndoselo con una buena prendida. Pues nada de eso sucedió, es decir, intenté la prendida pero casi me arrastra al abismo del dolor!

Mi china hermosa tiene una succión tan poderosa que en las primeras dos horas supo masticarme ambos pezones. Como estábamos en un cuarto con poca luz tremenda sorpresa me di cuando los vi… y alto tembleque ¿qué había pasado en este pequeño ratito? El resultado estaba a la vista. El mundo ideal de la lactancia había caído en tan corto período. No obstante no me di por vencida pero debo aclarar algo, sino hubiera tenido toda la información que traía, claudicaba al segundo día, el dolor en los pezones puede llegar a ser insoportable! Y la bajada de la leche… por dios!! Esa sensación de sandías pesadas colgando del pecho, fiebre, dolor de cuerpo, tensión de dique a punto de explotar, un espanto. Cada día de la bendita bajada rogué que pase, y como todo, pasó. Y hoy puedo decir que la teta 2... en reparaciones, volvió al ruedo.

No obstante la constelación de sucesos tetiles continuó y como dije antes, la información, la red de amigas sabias y el acompañamiento de Laura K a diario vía Skype me ayudaron a remontar el engranaje lácteo que tardó su tiempo en ponerse en marcha. A veces no es una sola cosa sino un combinado que produce dolor, en mi caso, u otras situaciones. Y ni hablar del combinado emocional.

Hoy puedo decir que continuamos trabajando y que todo va viento en popa, es decir mejorando en su trayecto.
Ayer fuimos a la pediatra y TI subió un kilo en un mes! Casi salto sobre la alegría en un brinco isleño! Y ahí pude confirmar que si, definitivamente estoy PUERPERAHASTALASTETAS que nutren a mi cría con lo mejor que le puedo dar de mi en varios niveles. Y que la lactancia, como tantas cosas no es algo mágico sino un camino de conocimiento mutuo y trabajo, y que no se construye sola sino con una red que sostiene amorosamente y con tanta paciencia.

Desde este confín puerperal alzo mi copa de leche para brindar, agradeciendo el apoyo y celebrando la prolactina y la oxitocina, la reversa y la inversa, la areola y a TI, que tiene tan pero tan claro lo que quiere, y a quien no podría contradecir.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...