28.9.12

Viento en contra

Nunca, como hoy, tuve la vivencia tan clara del efecto viento en contra sobre mi. Y cuanto me disgusta.

Salgo a la ciudad vecina por una ruta, decido ir en bicicleta un poco para moverme, otro porque ayer raye el auto y me quede mal. 

Esta ciudad tiene calles muy estrechas doble mano y la gente estaciona sobre las casi inexistentes veredas. Gente viento en contra.

Hoy hay mercado asi que me gusta ir. Salgo con optimismo y vivo el camino verde, pleno de arboles, con las montanas detrás, fluidamente. No registro que tal vez el viento soplando por mis espaldas me este ayudando.
Llego rapidísimo. Hay muchísimo trafico, menos mal no fui en auto!

El mercado esta en su mejor hora: quesos, aceitunas, verduras de huerta, ropa, cosas para la casa, etc.
Mi cuñada me encargo berenjenas. Compro los dos tipos que hay, unas casi redonditas y otras mas alargadas, que elija las que quiera y yo me quedo con el resto. Agrego cebollas, tomates bien colorados y un melón. Lo pongo todo en el canasto. También compro una alfombrita de esas que se ponen para limpiarse los pies antes de entrar. Nunca las creí muy útiles, pero en la casa hay  cerámicos muy blancos y se ensucian enseguida. Blanco en el piso es viento en contra.

El tráfico se incrementa a la vuelta. Saco una foto a los autos mal estacionados para justificar el rayón de ayer y mi pena por haberlo hecho.

Retomo el camino de vuelta. El sol me da de frente, por suerte me puse protector. Empiezo a detectar cuanto me cuesta avanzar. 
Imprimo más fuerza en el pedaleo. Un poco más. Ya siento el viento en mi piel. Al subir la  energía el viento se vuelve más presente, sonoro y pesado. Y recién entre en la ruta!, me quedan unas 40 cuadras! 
Este viento en contra me avisa que todo el camino va a ser así… uffff!!! Pero no puedo detenerme, tengo que volver, no tiene sentido esperar, puede que dure así todo el día. Me adentro en la ruta. El viento es implacable, no me deja avanzar, me conecto con viejas sensaciones de enojo, me peleo con el viento! Y él no me mira, sopla fuerte desde su anonimato transparente,  si respondo con fuerza el se transforma en una barrera más en-contrante.

Quiero avanzar y me cuesta mucho. El sol me hace entre-cerrar los ojos. Los autos pasan a mi costado veloces  y yo me siento tan vulnerable en mi bicicleta con la canastita llena de verduras, que quiero llorar, y lo hago. Lloro de impotencia, porque ese viento me recuerda momentos, historias donde el viento en contra se hacía notar por sobre mis deseos de avanzar.

Tomo la decisión de ir lo más despacio posible para sentir menos su potencia y freno sobre mí. Me toca subir un pequeño (por suerte) puente. Pongo más fuerza y lo hago. Cuando bajo fluyo con ayuda del camino y le hago una burla al viento.

Después sigo.

Por fin atravieso la ruta y siento que me paso de todo. No creo que nadie que no haya ido atrás o delante mío comprenda, los cachetes rojos dicen poco, las sensaciones quedan en la piel.

Entro en el pueblo y las casas hacen que su soplo se sienta menos.

24.9.12

Lo que no nos contaron a las mujeres

Lo que no nos contaron a las mujeres (y hombres también, claro, solo que parto desde mi experiencia como mujer)


No nos contaron demasiadas cosas. Fuimos armando el mundo con lo que vimos, percibimos y vivimos, pero la verdad de la milanesa quedo en casa, por lo general debajo de la alfombra.
No quiero decir que no haya mujeres mucho mas avivadas que yo, y desde tanto más chicas, en absoluto. Pero mi voz esta parada acá, desde el lugar posible.

De pronto, y yendo ya no tan despacito camino a los 40… (hay que fuerte suena esto!) empiezo a detectar un rasgo de adultez algo diferente a años anteriores. Sin horrorizarme (lo intento) veo detrás un abundante pasado. Pero también delante mucho camino por andar.

También observo cuantas cosas malinterprete producto de la falta de información correcta sobre el Ser en el mundo material.

Volviendo a mi esencia femenina hace no tanto tiempo empecé a darme cuenta que el cotidiano esta cada día mas lejos del cuento ridículo que se esmeran por contarnos en todos lados (novelas, revistas, tv, etc, etc) sobre la dimensión rosa.

Con que intención nefasta nos llenan la cabeza con mundos de princesas ridículos y totalmente inexistentes.?! Y pienso que a la que le toca tampoco la debe pasar tan bien como imaginamos, sino recordemos a Diana...

Cuanto poder femenino real ocultado! cuanto poder vital desperdiciado!

No creo que solo yo me haya tragado el cuento de las vidas estupendas y divinas… somos varios, sino no existirían las revistas con imágenes ideales, ni se venderían tanto y lucirian las hojas gastadas en las peluquerías. Tampoco los quirófanos estarían llenos de mujeres que se operan para parecer otra o cambiar partes de su cuerpo para “mejorarlo”. Ni las veríamos con labios deformados y caras estiradas. Muchas más de las que lo admiten querrían estar ahí, estoy convencida de ello. Por eso una famosa marca tendencia, porque el resto la sigue, quiere ir hacia allá y ser como... 
Pero son temas que por varias razones no se blanquean facilmente, a veces toca fibras muy sensibles de desamor y autoestima.

Pero tanto a las modelos, princesas, reinas, “diosas” como las llaman hoy, les pasan cosas tremendas, porque nadie escapa a la ley de la vida. A veces son solo máscaras que se sostienen con tantísimo esfuerzo a lo largo del tiempo.

Ahora veo a mí alrededor  gente que es responsable de otra gente, hijos, padres y no saben como hacerlo porque poco aprendimos sobre atender a un prójimo, estar a su disposición, acompañar. Personas que se enferman y se ven de pronto cara a cara con decisiones difíciles de tomar. Gente que no cuida el mundo donde vive porque tal vez no se siente parte de el o no le importa demasiado. Y tantas situaciones frente a las cuales no estamos preparados y podriamos enfrentar con mayor calidad si estuvieran incluidas en el aprendizaje del vivir... hasta en el escolar diria. Pero ese es otro gran tema a revisar.

Poco nos contaron que la maternidad duele, pero es un momento de profundo aprendizaje.
Que uno puede enfermar pero también curar, hacerse cargo de su salud, salir en búsquedas de infinitas opciones, escuchar al cuerpo en lo profundo para tratar de entender que nos pasa y no estamos oyendo…
Que los problemas existen siempre, en todos, las preocupaciones, los malestares, y que uno necesita tiempo, paciencia para con uno y con los otros, porque la vida no es fácil para ninguno.
Que los miedos pueden paralizar, crear mundos inexistentes, dejarnos a un costado de la ruta… pero con amor es posible volver a incorporarse, aunque tal vez con un andar nuevo.
Que si no ganamos de entrada no quiere decir que seamos un fracaso. Tal vez haya que seguir buscando y revisando el concepto "ganador"

Me gustaría develar tantas historias guardadas, saberes que privan de libertad genuina a la mujer y al hombre que no puede salir del sistema triturador en el que están metidos para llegar, tener y parecer. Son historias que  voy descubriendo en los otros, que me van regalando a través de sus vidas pequeñas con destellos de maravilla.

Lo que no nos contaron encierra búsquedas, esfuerzos, repetidas  intenciones, silencios, luchas, aceptación, ofrecimiento, miradas hacia lo profundo para poder emerger de lugares esenciales y estar en el mundo parados de una manera única e irrepetible.

 

21.9.12

Abuelos y nietos

Acá donde estoy, en la Sardegna, hay mucha vida de ciudad chica, de pueblo. No estoy para nada acostumbrada a esto. Me parece rarísimo esta cosa que muchos se saluden y cuando pase me miren como si fuera de otro planeta. Y nadie oculta su extrañeza, tal vez porque además de las ovejas, sea una de las pocas que tiene rulos… quien sabe.


Lo que si veo es personas grandes, a veces grandísimas, por todos lados. Dicen que Sardegna aloja la gente más longeva… vaya a saber porque combinación, tal vez la tranquilidad del lugar, la dieta mediterránea… no tengo muchísimos más datos.

El caso más cercano es el de mi suegra a quien llamamos La Noneta. Tiene muchos anos, en días cumple 89, y esta super lucida, vital, conectada, a veces creo demasiada aburrida. No es fácil ser una persona grande. Otro día me voy a dedicar a profundizar sobre este personaje porque merece un post aparte.

Ahora deseo contar que observando, me sorprende el rol activo de los abuelos en relación a los nietos y a las madres. Por todos lados encuentro madres con hijos pequeños acompañadas de, supongo, sus propias madres (tal vez sean sus suegras). Como estas mujeres grandes son muy activas se las ve bastante involucrada en la crianza de sus niet@s. Esto último no sé si es bueno o malo, dependerá del caso. Lo que si se las ve muy cerca, ayudando y compartiendo momentos.

También abuelos hombres paseando a sus nietos, jugando, acompañando de otra forma pero presentes.
El abuelo es una imagen muchas veces entrañable, en mi caso un lugar donde volver, un recuerdo de ternura.

Me acuerdo cuando Isabel Allende contaba en la casa de los espíritus que tenía una abuela… Clara, clarísima, clarividente…. Una de mis abuelas también se llamaba Clara y estuvo muy presente en mi primera infancia, y la recuerdo como una figura maternante.
Siento que cuando la figura del abuel@ es de cercanía y contención, sin juzgar, solo acompañando, suma, enriquece.

Voy a seguir viendo que pasa por acá…. La Noneta ya es bisabuela, claro, y cuando vienen sus bisnietos, ella los busca, les hace fiesta, los llama, se entienden. Ellos la miran, pronto se van a acercar y tener las mismas alturas. El principio y el final de la vida siempre se tocan.

Noneta y bisnieto

17.9.12

Sombras, nada mas...


No hay lugar menos feliz q el de estar cara a cara con la propia sombra.
Todo esto que de pronto pongo afuera, si, sencillamente es porque está adentro
Hay como quisiera esquivarla! pero no, no puedo ir por el costado como cuando uno se quiere escapar de un lugar en puntas de pie, bajando la mirada, deseando pasar absolutamente desapercibido. 
Está ahí y yo parada en el lugar en el que igualmente, no quiero ni añoro estar.

El asunto es que no sé como llegue, si por buscadora o derrape por no tener demasiado que hacer últimamente.Quien lo sabe....

Si quiero ofrecer una mirada mística del asunto diría, “esta sería una de las oportunidades que la vida me da de confrontarme con mis aspectos sombríos negados, una manera de exorcizar demonios internos para re nacer a una existencia del ser más luminosa” Pero si  lo tomo bajo los decretos de estos parámetros no se puntualiza: como hacer para que esos diablillos se retiren y por donde se va al renacimiento. En fin, faltan datos técnicos de procedimiento y geográficos.
Entonces bien, seguimos en la misma, ahí. Encontrándome con partes tan poco felices! 

Y yo que me creía una tipa macanuda…

Lo que si creo, es que los vínculos tienen la característica de hacer re - aparecer en escena nuestra sombra, dejándola en evidencia. Por eso nos cuesta tanto todo lo relacionado con el otro. Y eso que el otro es un espejo… y si… refleja.
Re-flejo.
Lo puedo pensar una y mil veces, pero si reflejo. También estoy ahí donde creo que el otro no esta tan bien parado. Estoy ahí donde pienso que “eso ya lo supere”, donde asumo que el otro se está equivocando y lo hace mal.
Nadie quiere encontrarse con su propia sombra… y si gente, los entiendo. Incomoda hasta el pelo. Es desagradable, a veces todos lo somos un poco. Porque sincerémonos, hagamos una lista de las miserias personales y nos vamos a sorprender. No digo que estemos carentes de maravilla, pero creo tenemos una tendencia solo a mirarla cuando se trata de uno mismo y a ver los oscuro cuando se trata de los otros.

Me meto ahí, porque a pesar de que duele, siento que es necesario sacar el velo de la ingenuidad. No nacimos Heidi. No pasan cosas sombrías solo afuera y los diarios lo comunican. Somos también cada uno de nosotros los responsables, porque también somos parte. Los únicos que quedan afuera de este análisis son los niños, porque su sombra es ínfima, la básica para estar en este mundo siendo parte de la dualidad diría el Yin-Yang.

La sombra son las partes donde el corazón se endureció. Por mil motivos que no importan ahora, porque si me quedo parada en los motivos no voy en busca de ninguna solución, solo me lamento.
Las cosas del corazón necesitan mucha paciencia, fe, confianza, fluidez. 

No sé hasta dónde se puede, solo creo que de vez en cuando esta bueno darse una vuelta por estos confines, simplemente para crecer.

11.9.12

Encuentro de porteo: llevar cerca a los bebes




































Estos encuentros siempre nutren por aprender cosas nuevas, por estar en contacto con otras personas que transitan momentos parecidos o tienen intereses similares.

Aunque la ciudad sea grande y siempre haya muchas cosas para hacer, podes ofrecerte un tiempo para abrir una nueva ventana si estas transitando  tu embarazo o tenes un beb @ y queres conocer formas de sostenerlo adecuadamente, cuidar tu cuerpo y el suy@.

Acá imagenes de encuentro anteriores y te esperamos!!!






10.9.12

Cocinar

Panqueque integral con frutas
Cocinar no es algo que me ha gustado siempre, casi podría decir todo lo contrario. Pero estar en pareja con P, Italiano, me llevo a profundizar un poco sobre este, para ellos, arte.

No creo que cocine muy bien, apenas si estoy aprendiendo sobre el mundo de los sabores.

Recuerdo cuando le hice la entrevista a Natalia Fernandez, la autora del libro Las Leches vegetales (http://referenciasenlarednidos.blogspot.it/2011/10/entrevista-natalia-fernandez-scoseria.html) y gran investigadora de la cocina con una clara tendencia hacia la salud. Ella me dijo: las mujeres podríamos retomar la cocina, que es un gran laboratorio.

Desde siempre también me gusto investigar sobre cocina un poco mas sana que la "común". Intento incorporar alimentos mas saludables, creo que es importante, pero tampoco de manera obsesiva.
A lo largo de la vida me funciono la teoría que aquello que se prohibe mas se desea, entonces intento tener en mi propia casa alimentos lo mas sanos posibles y cuando la situación invita a los otros, incorporarlos. Igual a veces me siento culposa por no comer cosas sanas, ayer por ejemplo P compro rabas y comí con el... pero entre bocados me pongo a analizar la fritura, el aceite... pero después si me pongo a pensar... cuantas veces en la semana como rabas? y en el mes? no es fácil lograr un equilibrio pero tampoco me gustaría volverme una fanática del naturismo. Entiendo su importancia pero también la de estar enredados en el mundo y compartir una mesa.
Aunque este en Italia, gazpacho!

Igualmente divido la cocina en dos: cuando me surgen las ganas, ahí me esmero mas. Y cuando es necesario cocinar para el día a día, cosa que se transforma en rutina y no me entusiasma tanto.
Hoy puedo decir que estoy aprendiendo mucho en cuanto al placer de mirar, sentir aromas, dejar que los sentidos se involucren.

A veces me sale mejor que otras! pero lo sigo intentando!
Si puedo decir que las mujeres, y muchos hombres, de acá cocinan muy bien!!! Mi suegra, alias la Noneta, con sus casi 90 anos, cualquier cosa que prepara tiene ese sabor de hecho en casa que es difícil olvidar... hoy vamos a almorzar con ella porque es feriado, así que después subo las fotos de lo que preparo.
Buen provecho!!



Paqueque integral con frutas, yogurt y mascarpone

Zanahorias de la huerta!

Tarta de queso y hongos

Salmon a la parrilla

Lagsana que preparo Sandra un domingo, la hermana de P

Licuado de Moras

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...